Masked and Anonymous (2003) Dir: Larry Charles

6 Jun

Las tan anheladas vacaciones han llegado y ahora nadie me invita a nada, están cansados de llamarme, de pedirme que haga algo por mi vida social y que salga a ver cómo es el mundo. Ya para esta época, amigos y familiares están cansados de que no pueda ir a  celebrar fines de semestre, cumpleaños y hasta corridas de silla, en fin, nadie quiere hacer nada, y yo dispuesto a hacer de todo. Entonces, tengo casi 15 días en los que me dedico al ocio total, me levanto tarde, cocino, escucho música todo el día y  descuadro mi sueño regular.  Esta situación me lleva a permanecer despierto toda la noche y ver la particular  programación de los canales nacionales a esa hora: El imperdible boletín del consumidor es la primera de estas delicias, seguido de las novelas emitidas desde 1980 al 2005; como pobre Pablo, y finalmente las joyas cinematográficas que jamás presentarían en prime time. Así fue como llegue a Masked and anonymous, mi  insomnio veraniego y  admiración por Bob Dylan por fin fueron recompensados con este film. Aprovechando su cumpleaños 70 y que ya muchos hemos visto películas biográficas del oriundo de Minnesota, me atreví a reseñar esta cinta tan poco conocida y tan odiada por los más conocedores de cine; de quienes espero la más inquisidora lectura y las más descarnadas críticas.

El director Larry Charles, conocido por muchos por “Borat (2006)”, trae la historia de Jack Fate (Bob Dylan) un músico ex convicto, quien es invitado por su ex manager a tocar  en un concierto benéfico. En un país que se supone americano, Jack se encuentra con una sociedad sumida en caos, miseria y violencia, que milagrosamente será pacificada gracias a las notas interpretadas por él (en teoría). Los recuerdos del pasado, sus nuevos intereses románticos y el circo que se monta alrededor suyo, le dan a Jack el ambiente perfecto para reflexionar constantemente sobre el significado de  la existencia. Esta singular historia, en ocasiones plana, pero provista de buenos diálogos y una interminable lista de estrellas, es una muestra diciente de los pensamientos de Dylan (autor del guión) que para algunos parece pretensiosa, pero que para sus seguidores es algo normal y plausible.

Son de resaltar varios detalles de la cinta, primero como ya lo dije, las actuaciones  pasan desde  Mickey Rourke, Jhon Goodman, Yesica Lange hasta Penélope Cruz y Giovanni Ribissi; de este último tengo que recomendar la escena del bus, donde me pareció estar viendo un viaje a los llanos orientales: silencio, diálogo con extraño, bus destartalado, retén y asesinato (Colombia es pasión). También el impecable soundtrack, que incluye  interpretaciones en vivo de Dylan; como la inolvidable Cold irons Bound, que en pocas palabras paga los 112 minutos que dura esta cinta.

Les recomiendo se tomen el tiempo de ver esta película, muchos se encasillan en la pésima actuación del protagonista, pero ¿qué le vamos a hacer? Por algo es un gran músico y no actor. Creo que es una muy buena alternativa para una tarde de lunes donde la alegría le brota por los poros a todo el mundo.

Feliz cumpleaños Bob

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: