Archive | Tarantino 93-94 RSS feed for this section

Pulp Fiction (1994) Dir: Quentin Tarantino

17 Apr

Cuando los integrantes de El Fantasma de la Tolva nos reunimos y surgió este ciclo sobre Tarantino 93’-94’, no quedé exento para elegir una película a reseñar. Mi preferencia a las películas escritas y dirigidas por Tarantino suscitó que escribiera sobre Pulp Fiction. La verdad prefería reseñar de Tarantino Reservoir Dogs (92′), pero por lo discutido para el ciclo quisimos comparar su trabajo en el periodo . Esto lo digo porque considero más difícil reseñar Pulp Fiction que cualquier otra película de Tarantino por la grandeza que esta trae consigo.

Sin duda es uno de los mejores trabajos de Tarantino en todos los sentidos, tanto así que muchas características de esta película han sido tomadas por otros directores para posteriores trabajos. Como algunos describen ‘marcó una manera de hacer cine’. Pero no quiero hacer una reseña más de las miles que existen sobre Pulp Fiction enalteciéndola, ya que considero muy pop intentar vanagloriar aún más este gran filme. Que los cineastas la critiquen y los pedagogos la analicen; yo, simplemente me referiré a lo que me importa: la violencia, el Surf Rock  y el Twist.

Siempre he considerado que como en la canción de Depeche Mode, wrong, nací en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Me encantaría en vez de perrear, bailar twist y escuchar solo Surf Rock. Soy un freak de este género. Quisiera ser Adam West para poder protagonizar un superhéroe de comic que baile twist o ser John Travolta e interpretar un gánster que baila twist con la mujer de mi jefe. De esta película surgió mi aprecio por el soul y el funk, me volví fan de bandas como Kool And The Gang y Urge Overkill y mi deseo de tener un traje negro como el de Travolta. Pero más allá de mis deseos banales, el guión de esta película es espectacular, no por nada fue ganadora a mejor guión en los Premios  Óscar al igual que en los Globos de Oro y de la Palma de Oro en los Cannes.

Tarantino, jugando con el tiempo, cuenta la historia de los sucesos por los que pasan dos asesinos, Vincent Vega (John Travolta) y  Jules Winnfield (Samuel L. Jackson), que trabajan para Marcellus Wallace (Ving Rhames), el jefe de una banda de gánsteres de la ciudad de Los Ángeles. Los asesinos tienen el trabajo de ir a recuperar un portafolio con un objeto preciado para Marcellus, pero en esta travesía se generan varias situaciones que se entrecruzan con otras cuatro historias en la película.

Primero por un accidente Vincent en su auto vuela la cabeza a un sujeto en medio de la ciudad. Por este error se ven en serios problemas porque pueden ser fácilmente descubiertos y deben recurrir a un amigo de Jules para que los ayude. Jimmie Dimmick (Quentin Tarantino) y el legendario Winston Wolf (Harvey Keitel) son los que ayudan a resolver este inconveniente. Otra historia es cuando Marcellus se ausenta un tiempo de la ciudad y le pide a Vincent que lleve a entretenerse a su mujer, Mia Wallace (Uma Thurman). Esto le pone en un dilema de cómo tratar a la esposa de su jefe y en otras situaciones extremas.

Por otro lado está una pareja de ladrones burdos, “Pumpkin” o “Ringo” (Tim Roth) y  Yolanda o “Honey Bunny” (Amanda Plummer), que cansados de robar licoreras, estaciones de servicio y tiendas deciden optar por algo menos peligroso y que les podría generar mayor ganancias. 

Finalmente está Butch Coolidge (Bruce Willis), un boxeador que incumple por dinero un trato con Marcellus de perder en una pelea se ve forzado a huir de la ciudad, pero con la mala fortuna que al momento de hacerlo su novia Fabienne  (Maria de Medeiros) olvidó empacarle un regalo apreciado de su padre y por ello decide devolverse a buscarlo aún sabiendo que los asesinos de Marcellus andan tras él. 

Esta película reúne tantos aspectos que me fascinan en la vida por lo que se ha convertido en una de mis preferidas. La banda sonora es impecable, la combinación de géneros Surf rock, R&B, rock & roll, Soul, Disco, Funk, Blues hacen del ambiente de cada escena propicia para expresar lo que el director desea. Me encanta como el director  logra representar, bajo los tres tópicos principales: la violencia, el sexo y las drogas, aspectos típicos de la cultura estadounidense como la comida rápida, la afición por los autos, los restaurantes temáticos, la televisión y el racismo.

Debo resaltar el papel de Bruce Willis, el boxeador que al meterse en problemas con los gánsteres logra probar esa sensación de ansias de poder que muchos deseamos. Esto se ve especialmente en la escena donde Butch para salvar a  Marcellus Wallace selecciona un arma para atacar a los abusadores.

Pulp Fiction es una película con una mezcla de humor negro y acción que lo pegará al asiento como si del método de Ludovico se tratase.


Advertisements

TRUE ROMANCE (1993) Dir: Tony Scott

10 Apr

 

Tony Scott no se ha caracterizado por dirigir películas que me agraden mucho. No soy un consumidor asiduo de RCN las tardes de sábado y nunca he disfrutado del todo ver algo como Hombre en Llamas o Enemigo Público (no soporto a Will Smith, así de simple). Pero dentro de la filmografía de este director hay una obra que para mí es una verdadera joya: TRUE ROMANCE. Este acierto en la carrera de Scott hay que agradecérselo a Quentin Tarantino, quien escribió el guión y cuyo toque es inconfundible.

 

Lo que más me gusta de TRUE ROMANCE es el argumento. Clarence Worley (Christian Slater) aparece en la primera escena de la película tratando de conquistar a una mujer en un bar, sin embargo él es un verdadero hipster y eso a la mayoría de mujeres no las atrae. Después de hablarle un poco de su obsesión con Elvis, Clarence decide invitar a la mujer al cine a ver una maratón de tres películas seguidas de Sonny Chiba. El resultado es el esperado, la mujer sale corriendo. De todas formas él decide ir a ver las películas y en el teatro conoce a Alabama Whitman (Patricia Arquette), una prostituta contratada por el jefe de Clarence para que este tenga una buena noche en su cumpleaños. Una relación que comienza como un negocio termina siendo un verdadero romance. Lo interesante es que a partir de ahí los personajes entran en un torbellino de violencia que comienza con una aparición de Elvis (Val Kilmer) que le dice a Clarence que mate al proxeneta de Alabama que es interperetado por Gary Oldman. De un momento a otro este personaje decadente que es Clarence se convierte en un maleante acompañado de una mujer que está perdidamente enamorada de él. El resto de la película cuenta cómo esta pareja trata de vender una maleta llena de cocaína que se roban del proxeneta mientras los dueños los buscan desesperadamente, todo se va enredando de una forma cómica y violenta como solo a Tarantino se le puede ocurrir.

 

El reparto de TRUE ROMANCE es impresionante y además de los ya mencionados se puede encontrar a Dennis Hopper, Christopher Walken, Samuel L. Jackson y Brad Pitt. Todos estos actores, por más de que aparezcan como secundarios, le dan un sabor especial a la película e indican que el guión debió llamar mucho la atención en Hollywood. Se resalta también el trabajo del director que supo combinar escenas bastante sensuales con escenas de extrema violencia además de situaciones realmente cómicas.

 

Puede que este no sea el mejor guión de Tarantino, pero es bueno, y de lejos es el mejor trabajo de todo lo que ha hecho Tony Scott. No esperen una reflexión trascendental de esta película pues la gracia es pasar dos horas de pura entretención con un poco de sensualidad, drogas y sangre. Yo he vivido siempre un poco frustrado con mi insulsa existencia y sueño con convertirme en una maleante y con que una mujer se enamore de mí solo porque le parezcan geniales mis rarezas y eso es precisamente lo que le pasa a Clarence. Nada mejor que haber sobrevivido con heridas a un tiroteo y que una mona espectacular le diga a uno: “You’re so cool”.

 

Natural Born Killers (1994) Dir: Oliver Stone

4 Apr

Para los muchos que han visto y leído sobre Natural Born Killers, esta reseña sería  la repetición de la repetidera. Sin embargo, para el ciclo que el Fantasma nos ha propuesto, esta película es fundamental: Reseñándola de nuevo, conseguiremos  que los  que no la han visto se animen a hacerlo; sepan por qué tantos siguen hablando de ella, entre otras cosas,  por qué su afiche promocional fue perifollo imprescindible de salas, estudios y habitaciones de muchos choco locos de los 90’s.

Transcurrían mis años de pubertad: mi amigo Diego B. y yo llevábamos ya varios días inmersos en incesantes jornadas de  videojuegos, que sólo se detenían para necesidades fisiológicas, comer, dormir  y ver perder a Millonarios. En fin, unas vacaciones típicas de dos tipos de poco éxito  con el sexo opuesto, reacios a la actividad física y sin edad apta para salir de paseo sin la supervisión de un adulto responsable. Ya saturados de ver tanto color y empezando a ver la realidad en 128 bits, decidimos ver una película al azar, y así fue como por primera vez vi Natural Born Killers.

Dirigida por Oliver Stone, cuenta la historia de Mallory (Juliette Lewis)  y Mickey (Woody Harrelson), una pareja de asesinos seriales que llevan 3 semanas sembrando terror  en Norteamérica. Además del incontrolable amor  que se tienen y de las 52 muertes  que  han provocado, Mickey y Mallory comparten una niñez llena de maltrato y abandono; que, en el caso de Mallory, es  representada de forma genial, como si fuera una  de tantas comedias gringas. Los dos prófugos son capturados y presos, pero para  entonces  son tan populares que se han convertido en los delincuentes más aclamados del país. Un año después de la captura,  Wayne Gale (Robert Downey Jr.), director del programa  sensacionalista American Maniacs, desea consolidar  a las nuevas estrellas antes de ser remitidos a una institución mental, haciendo a Mickey una última entrevista desde la cárcel.

Stone muestra a nuestra  sociedad  moderna, morbosa en exceso,  tan carente de valores como los  modelos que decide seguir.

Una sociedad en la que la violencia es el pan de cada día y  los medios convirtieron odio, miedo y  admiración en sentimientos fácilmente confundibles. Características   que no se aleja mucho de mi patria, donde a varios de mis vecinos puedo considerar como asesinos seriales en potencia.

Para resaltar:

La actuación de Robert Downey Jr., quien me hizo recordar a nuestro amado periodista  Manuel Teodoro. También la de Juliette Lewis, aunque tengo que confesar que prefiero su música. El guion de Tarantino es desarrollado en medio de imágenes surreales, apartes en forma de comic y escenas poco convencionales para su época: todo ambientado por una buena banda sonora, que, para mi gusto, incluye temas de Nine Inch Nails.

La opiniones sobre este film son bastante divididas, pero  cada quien la tomará según el momento de la vida en el que se encuentre. Cuando la vi por primera vez; queriendo descansar de la sobresaturación de color debido a las horas de juego, la situación no fue amable al comienzo,  no esperen encontrar orden. Sin embargo,  le tengo gran aprecio y la he visto en varias ocasiones, es más, si hubiera sido un adolescente  noventero, el poster de Natural Born Killers estaría en la puerta de mi habitación junto al de Faustino Asprilla jugando en el Parma.